domingo, 7 de marzo de 2010

Un buen partido de FÚTBOL, que estropeó el arbitro, para favorecer a un gran Madrid en la segunda parte.


En la segunda parte el Real Madrid comenzó a jugar al ataque, con Guti en el centro y Ramos avanzado. Arriesgando, y comenzó a coger el fruto.
Especialmente con una ayuda arbitral muy sutil, tarjetas para el Sevilla, en cualquier duda, y carta blanca para los merengues, además amplió el tiempo de descuento hasta que marcó, el Madríd, pitando casi inmediatamente. Otro arbitraje mas que nos perjudica claramente.

2 comentarios:

Ravesen dijo...

Después de lo del árbitro, el partido de anoche lo acabó de ganar la afición, haciendo una caldera del estadio, y empujando a su equipo cuando bajaba los brazos.

Si eso lo hiciéramos aquí, llevaríamos muchos más puntos.

Un saludo

balonreondo.- Fran y ... dijo...

Estoy muy de acuerdo contigo. Además, nuestro equipo se merece el apoyo incondicional de la aficción, muchisimo mas que el Madrid la suya. Sin embargo ahí están todos a una. Con ganas al Sevilla.
Cuando nosotros si tenemos muchos motivos históricos para tenerle ganas al Madrid, cada sevillista. Parece que a veces hay amnesia.
Un abrazo
Fran